Rehabilitación de la iglesia de San Atilano como centro cultural. Tarazona, Zaragoza

Cliente: Ayto. de Tarazona.

Superficie: 600 m2

Fecha:  julio 2008

 

Funciones desarrolladas:  Asistencia al proyecto y Dirección de Obra

 

 La iglesia queda equipada y configurada para albergar usos municipales vinculados a la vida cultural de Tarazona por medio de una rehabilitación que se plantea con un doble objetivo:

1-Subsanación de las patologías: humedad grave, infiltraciones en cubierta, fisuración de muros, ruina de la carpintería original etc

2-Rehabilitación del interior para un nuevo uso como espacio cultural polivalente: sala de conciertos y exposiciones.

La restauración se fundamenta en la eliminación de las humedades presentes en los paños mediante la sustitución de los revestimientos existentes por una triple capa de morteros de cal de diferentes composiciones, espesores y granulometrías que permite “respirar” a los muros sin provocar efluorescencias salinas en su superficie.

La nueva carpintería en todos los huecos posibilita una ventilación permanente para la evacuación de la humedad aportada al ambiente.

 

El proyecto de adecuación al nuevo uso respeta los valores espaciales de la arquitectura original potenciándolos mediante el contraste de sus elementos rehabilitados con un nuevo plano de madera equipado con todas las instalaciones necesarias: iluminación, fuerza, voz y datos, seguridad, megafonía etc. 

 

El antiguo cortavientos se adapta como un puesto desde el que se controla el acceso y la propia nave.

Concebido como un pliegue más en el nuevo plano de madera, encierra el control de todas las instalaciones. En su diseño se incorporan elementos originales recuperados y los mecanismos necesarios para posibilitar la apertura completa para el paso de objetos voluminosos destinados a las exposiciones.   

 

Los paneles expositores de madera se distribuyen de acuerdo al ritmo del espacio barroco original haciendo coincidir su modulación con las proporciones de la nave. De este modo, cuando se pliegan, pueden configurar recorridos, visuales o nuevos espacios que que-dan siempre vinculados a la totalidad de la iglesia.Asociadas a estos planos, se disponen ocultas todas las instalaciones nece-sarias para dar servicio a los acontecimientos cul-turales que se lleven a cabo.